lunes, 11 de mayo de 2015

Subida al Chullo

Subida al Chullo 11 - 05 - 2015

Chullo. 2.612 m.

Ruta: Puerto de la Ragua, Cañada del Castillejo, Moroncillo de Fuen Fría, Morón de las Tres Lindes, Prados Altos, Refugio del Chullo, Chullo.


Altitud max. 2.612 m
Altitud min. 2.000 m
Desnivel 612 m
Distancia 8,5 Km



El Chullo es un pico que pasa desapercibido para muchos debido a su altitud, comparado con los colosos que superan los 3.000 metros con los que comparte cordillera.

Se encuentra en la Cordillera Penibética, dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada, que va perdiendo altura a medida que se adentra en Almería y constituye así la máxima altura de la provincia.

Es una cima de poca prominencia y fácilmente accesible desde varios lugares. Nosotros elegimos como inicio el Puerto de la Ragua, desde el que asoma la cima al oeste, quedando enclavado entre los municipios de Bayarcal (Almeria) y Dólar (Granada).

Aprovechando unos días de escapada a Sierra Nevada para subir el Veleta, decidimos hacer unos cuantos kilómetros más para acercarnos hasta allí y subir el pico más alto de Almería, ya que nos pilla bastante lejos de casa y no solemos estar por esta zona.




Mapa de Ruta (IGN 1:25.000)
Punto de partida: PUERTO DE LA RAGUA
Circulando por la A-92 y entre los términos de Granada y Almería encontraremos la salida 312 que nos conduce a la A-337 en dirección a la Calahorra. Una vez pasado el pueblo seguiremos la carretera, que irá ganando altura, hasta llegar a la estación de esquí del Puerto de la Ragua, ubicada en el mismo puerto, donde dejaremos el vehículo. VER EN GOOGLE MAPS 

Llegamos al Puerto de la Ragua (2.000 m) desde nuestro alojamiento en Güejar Sierra por carreteras secundarias que nos sacaron a la A-92, viaje que nos llevó una hora más o menos.



Una vez en el puerto aparcamos junto al edificio de la estación, nos pusimos las botas y los macutos y nos dirigimos hacia unos postes con carteles que señalan los recorridos de las pistas de trineos y esquí de fondo, donde también indican el camino hacia el Chullo. Este es el punto de inicio de la ruta.





Siguiendo la dirección que indica el poste nos dirigimos a un camino que sube a la derecha de la pista de trineos, que separado por una cerca de madera sube paralelo a la pista.


El camino, con los postes al fondo

Este camino sigue la Cañada del Castillejo y va ascendiendo en ligera pendiente hacia el Moroncillo de Fuen Fría (2.111 m) una pequeña loma en la que el camino realiza un giro a la derecha.

Nos metemos por una senda que ataja un poco entre los árboles que teníamos a nuestra derecha mientras subíamos y nos conduce hasta un cruce de sendas en el que tomaremos de nuevo el de la derecha, momento a partir del cual podremos ver el Chullo frente a nosotros.


Primer giro a la derecha
La senda entre los árboles
El segundo giro a la derecha, con el Chullo de frente
Ahora nos encaminamos al Morrón de las Tres Lindes, por una marcada senda que está marcada con balizas y delimitada por el lado izquierdo por un espeso pinar.

Emprenderemos la subida de una pronunciada cuesta de poco más de 50 metros que nos llevará a coronar el Morrón de las Tres Lindes (2.219 m), desde donde se abren las vistas sobre los pinares y podemos ver algunas de las cumbres de los tresmiles de Sierra Nevada, del sector del Picón de Jerez.



Balizas en la pista
Subiendo la cuesta
Sierra Nevada asoma
El Chullo y Sierra Nevada desde el Morrón de las Tres Lindes

El Morrón de las Tres Lindes recibe su nombre por ser el punto donde se juntan los términos municipales de tres poblaciones. Las granadinas Ferreira y Dólar, y la almeriense Bayarcal.

Desde aquí la senda sigue ascendiendo en dirección a los Prados Altos, separándose en dos en alguna zona, llevando al mismo sitio ambas sendas, por lo que da igual por cual vayamos, y pasando junto a unos grupos de rocas conocidos como los Asperones.


Llegando a los Asperones
Bifurcación de la senda

Sierra Nevada llegando los Prados Altos
Mirando hacia Almeria desde Prados Altos
Una vez en Prados Altos (2.270 m), aparte de unas estupendas vistas, podemos ver la empinada subida que nos conducirá hasta el refugio del Chullo, situado a escasos metros de la cima, a unos cuantos metros de desnivel más abajo.



La cima del Chullo aún lejos
La larga cuesta hacia el refugio



Llegando al refugio del Chullo
Después de subir la empinada y pesada rampa, por fin llegamos al refugio del Chullo (2.520 m), un chamizo un poco destartalado y con puerta que en caso de necesidad bien puede servir para protegerse de una ventisca o una tormenta.
Las vistas desde el refugio son una maravilla.




Desde el refugio
Refugio del Chullo

Ana llegando al refugio
Estamos ya a poca distancia de la cima, de la cual nos separa aún una rampa que superar.
La continua subida se hace ya un poco pesada y a pesar del calor que hace hoy, a esta altitud comienza a pegar un viento racheado algo molesto.

Iniciamos el ascenso de la parte final que nos lleva a ver el vértice, sobre una plataforma amplia de piedra, a escasos metros ya, en la amplia zona plana que forma la cima del Chullo.


Comenzando la rampa final
Tresmiles de Sierra Nevada pasado el refugio

El vértice ya a la vista

Ya casi llegamos
La provincia de Almería llegando su techo
Y por fin llegamos a la cima del Chullo (2.612 m), el techo del Almería. Un observatorio de lujo desde el que podemos ver grandiosas vistas de Sierra Nevada, incluido el Mulhacen, techo de la Península, del cual estuvimos muy cerca hace un par de días, la Alcazaba y otros tresmiles de Sierra Nevada, aparte de la provincia de Almeria y el punto de partida de la ruta.


Cima del Chullo (2.612 m)





Las cumbres de Sierra Nevada desde el Chullo
Vista hacia el Puerto de la Ragua
Comemos, hacemos cientos de fotos y nos abrigamos por el viento que pega en la cima que refresca bastante la calurosa subida.




Vistas desde la base del vértice

Mulhacén, Alcazaba, Picón de Jerez y otros

Tras disfrutar de las vistas durante un buen rato nos disponemos a iniciar el descenso hacia el puerto de nuevo, sin ninguna prisa.

El camino de regreso será el mismo utilizado para la subida, haciendo una ruta lineal, aunque es fácil hacerla por cualquiera de las diferentes opciones que tiene esta cima, como Laguna Seca alargarla por el Almirez .


Nos vamos
Hasta otra Chullo
Iniciamos el descenso
Vamos perdiendo altura a medida que pasamos de nuevo por el refugio y bajamos hacia Prados Altos y pasamos por los Asperones.

Seguimos teniendo amplias vistas de los picos más altos de Sierra Nevada un buen rato en la bajada, lo que hace que nos vayamos parando a contemplarlos de vez en cuando.




De nuevo en el refugio
Hacia Prados Altos

Desde Prados Altos

Pasando por los Asperones


Y así volvemos al Morrón de las Tres Lindes y seguimos bajando hacia el Moroncillo de la Fuen Fría. Ahora el bosque de pinos que delimita la pista nos queda a la derecha.


Bajando del Morrón de las Tres Lindes
El bosque de pinos a la derecha de la pista
Vista atrás hacia el Chullo
Hacia el Moroncillo de Fuen Fría

Volvemos a la zona donde la senda atraviesa un poco el bosque, tras hacer el giro, ahora a la izquierda, en el Moroncillo y nos encaminamos a la última bajada que paralela a la pista de la estación nos conducirá de nuevo al Puerto de la Ragua, donde empezó esta ruta y va a terminar.


Atravesando el bosquecillo
Bajando hacia el puerto
Volviendo al Puerto de la Ragua
El Chullo desde el puerto a la vuelta
Y una vez llegados al Puerto de la Ragua nos dirigimos hacia el edificio de la estación, junto al que hemos aparcado la furgo.

Nos cambiamos el calzado, estiramos un poco y nos sentamos a descansar y a beber, antes de emprender de nuevo el viaje a Güejar Sierra, que nos llevará como otra horita o así.

Ha sido una bonita ruta y con un día muy soleado, ideal para la época del año. Pero en invierno y con ventisca es un pico muy expuesto y seguro que la ruta se hace terrible por los pocos lugares donde protegerse, al igual que en pleno verano y con el sol pegando a tope.

Se terminan nuestros días en Sierra Nevada, pero ya tenemos proyectos para un futuro cercano. Volveremos por aquí, seguro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada