domingo, 8 de julio de 2012

Subida al Midi de Bigorre

Pic du Midi de Bigorre 08 - 07 - 2012

Midi de Bigorre. 2.877 m

Ruta: Col du Tourmalet, Route du Midi, Col du Sencours, Hòtellerie des Laquettes, Pic du Midi de Bigorre


Altitud max. 2.877 m
Altitud min. 2.115 m
Desnivel 762 m
Distancia 13,6 Km

El Pic du Midi de Bigorre es una de esas montañas míticas del pirineo, no por altitud, sino por lo espectacular de las vistas desde su cima, la cual puede verse desde más de 100 kilómetros de distancia.

Pico polémico donde los haya debido a sus instalaciones cimeras, en 1907 se construye un observatorio para seguir el movimiento del sol. En 1952 se construye un teleférico para que la gente que trabajaba en las investigaciones tuviese un fácil acceso y evitar así las peligrosas ascensiones invernales que hasta entonces tenían lugar para llegar arriba, y que costaron más de una vida.

En 1963 se convierte en punto clave de observación del sistema solar y la NASA lo usa para cartografiar la luna para sus misiones Apollo.
En 1994 se intentó cerrar, pero el gobierno francés multiplicó sus usos convirtiéndolo en una explotación turística, aparte de seguir siendo observatorio. En el año 2000 se construye el teleférico que por 36€ te permite subir rápidamente a la cima donde hay un complejo hotelero, tiendas, terrazas con increíbles vistas, restaurantes y todo tipo de negocios.

En el 2009 se anuncia que el Pic será la primera Reserva Internacional de Cielo Estrellado de Europa, iniciando un proyecto de protección de contaminación lumínica en la zona, que tardará años en desarrollarse.

Aparte de la polémica por todas estas construcciones y la forma de sacar dinero a la montaña, el Midi de Bigorre es conocido por todo aficionado al ciclismo y especialmente al Tour de France, por ser la montaña que domina el coloso de los puertos que se ascienden en los Pirineos en esta carrera: el mítico Col du Tourmalet, de 2.115 m. Miles de ciclistas aficionados lo ascienden cada año, siendo coronado por primera vez en 1910 en dicha carrera francesa.

Y después de este leño sobre un poco de la historia de la montaña, os contamos por fin la ruta.


Mapa de Ruta 1 (IGN France 1:25.000)
Mapa de Ruta 2 (IGN France 1:25.000)
Punto de partida: COL DU TOURMALET.
Desde Luz Saint Sauveur cogeremos el desvio hacia el Col du Tourmalet por la D-918 y ascenderemos todo el puerto hasta llegar a la cima a 2.115 m, donde muy cerca de la estatua del ciclista hay un parking nuevo, habilitado hace pocos años.
También se puede subir por el otro lado del puerto, el de la estación de la Mongie, cogiendo el desvío hacia el puerto también por la D-918 desde Sainte Marie de Campan. VER EN GOOGLE MAPS

De las múltiples opciones que hay para subir, elegimos hacerlo desde el Tourmalet, pues la meteo es mala y no sabemos que nos vamos a encontrar.
Durante toda la ascensión al puerto, la niebla nos hace temer que no podremos subir o que no veremos nada desde arriba, pero nos animamos a seguir por si despeja.

Al aparcar en el Tourmalet (2.115 m) el panorama es tenebroso por la niebla, pero según salimos de la furgo las nubes comienzan a bajar, y más o menos se quedan a 2000 metros, de modo que nos ponemos los macutos y empezamos a andar por la pista cerrada al tráfico que sube al Midi.

Col du Tourmalet cuando llegamos

Mar de nubes desde el Tourmalet
Empezando a andar por la pista
La pista es una carretera que antes se usaba para acceder a un hotel que había más arriba y al funicular que servía para llevar material a las instalaciones de cima. No es una senda bonita para recorrer, pero las vistas son impresionantes y más aún con el mar de nubes.
Hay que pasar por un par de pequeños túneles a la altura del Pic du Tourmalet y un mirador en una de las primeras curvas.


Panorámica por la pista
El macizo del Neouville empieza a asomar
Nouville desde el mirador
Uno de los túneles del camino
Cima del Midi abusando de zoom
Pasados los túneles empezamos a ver el Lac d'Oncet, al cual se puede acceder en pocos minutos por una senda que baja desde la pista, pero nos conformamos con verlo desde arriba. Poco después, además de divisar a lo lejos las antenas del Midi de Bigorre, nos encontramos algo muy habitual en esta subida o ascendiendo al Tourmalet, pero que la primera vez que lo ves te deja loco. Un rebaño de ¿¿¿LLAMAS??? Si, llamas. No es raro leer en foros de ciclistas, moteros y montañeros sobre ellas y lo mucho que sorprende encontrártelas aquí, tan lejos de los Andes. Pero por aquí andan cada vez que hemos pasado por el puerto.

El Lac d'Oncet empieza a verse con el Midi presidiendo
La senda que baja al lago
Nos encontramos a las llamas


La llamas y el Lac d'Oncet



Lac d'Oncet con el Neouville a su izquierda
La vista del Lac d'Oncet y el mar de nubes es impresionante y nos embobamos un rato con ella, al igual que con las llamas, que nos miraron un poco al pasar pero como la mayoría de los animales que te encuentras por la montaña, si no te metes con ellos, ellos no se meten contigo.

Siguiendo el camino llegamos al Col de Sencours (2.378 m) donde la pista se une al GR 10c francés, camino que parte de la estación de La Mongie, desde donde sale el teleférico que sube al Midi de Bigorre.



Llegando al Col de Sencours

A partir de aquí comienzan una serie de largas zetas que sirven para salvar el desnivel que hay hasta el Hòtellerie des Laquets (2600 m). Se trata de un antiguo Refugio - Hotel de montaña cerrado en 1.998 y totalmente abandonado, donde algunos vivaquean pues se puede entrar en él. Recientemente se ha hablado de su rehabilitación como hotel y restaurante para los que pernocten en el Midi y de construir más maquinaria para facilitar el acceso a los que paguen por subir al Pic. Otra aberración humana en esta montaña.

Mar de nubes en el valle que sube de La Mongie
Col de Sencours y Lac d'Oncet
Subiendo por las zetas
Panorámica desde las zetas

Panorámica con las zetas


Hòtellerie des Laquets
Llegados al Hòtellerie hacemos un descansito a cubierto del viento y aprovechamos para admirar otro rato las vistas, hacer unas fotos y ver lo poco que nos queda hasta la cima.



Panorámica desde el Hòtellerie des Laquets

De aquí subimos ligeramente hasta el Col des Laquets (2.637 m) desde donde podemos ver cómo el valle del otro lado también tiene un mar de nubes. A partir de este punto dejamos la subida cómoda y comenzamos las últimas rampas hacia la cima.


En el Col des Laquets

La cima del Midi muy cerca ya
Empezando las últimas rampas
Los 240 metros de desnivel que nos quedan se hacen por una senda de piedra suelta, muy incómoda de subir y que resbala lo suyo.
Tenemos las antenas y observatorios ya muy cerca y aún nos queda un curioso paso a pocos metros del final. Se trata de la vía de un funicular usado para subir material desde el Hòtellerie hasta las instalaciones de cima, donde un cartel te indica que pases por debajo y no por encima, y una pintada en la pared que marca el camino al Pic.





Llegando a la cima
La vía del funicular

Y la cima es nuestra. Tras pasar bajo la vía estamos en las instalaciones cimeras. Una mesa de orientación y un trozo de madera nos indican que hemos llegado al Pic du Midi de Bigorre (2.778 m), pudiendo disfrutar desde allí el que a dia de hoy puede que sea el espectáculo más extraordinario que hayamos visto.

Mar de nubes en los tres valles que rodean el pico y una panorámica impresionante de prácticamente todos los Pirineos franceses y españoles. 

Un par de terrazas permiten vistas hacia varias zonas y una puerta con un cartel que indica dónde puedes pasar y dónde pueden acceder sólo los que pagan por subir en teleférico. El negocio de esta montaña impide al montañero poder disfrutar de ciertas instalaciones, pero el que quiera que pague 36€ por ello, que nosotros con subir andando estamos más que felices con lo que podemos ver gratis.


Llegando a la cima
Panorámica de la cima

Cima del Midi de Bigorre (2.877 m)
Por aquí si pagas, por allí no
Mesa de orientación del Club Alpino Francés

Panorámica desde la cima
Macizo del Monte Perdido
Macizo del Neouville
Hacia el Aneto y Posets
Panorámica desde la terraza

Así sube el que paga
Mar de nubes hacia el norte
Alguno de los telescopios y antena de televisión

Descansamos, disfrutamos de las vistas y del mar de nubes por los tres valles que nos rodean y comemos algo mientras los teleféricos no dejan de subir y bajar con gente que accede a la zona comercial y a otras terrazas cerradas a los montañeros.

El viento es muy frío y a pesar del sol la sensación térmica te deja helado, de modo que aunque pasamos una hora bien abrigados arriba, decidimos empezar a bajar por el mismo camino que hemos subido.


Hasta otra Midi de Bigorre
Comenzamos el descenso

La bajada hasta el Col des Laquets se hace rápidamente a pesar de la piedra suelta, que no dificulta la bajada tanto como la subida.


Col des Laquets
Desde allí el resto del descenso es más cómodo aún. Primero hasta el hotel, desde el que nos despedimos del Pic y le damos las gracias por habernos ofrecido las mejores vistas posibles de los Pirineos desde Francia, con los mares de nubes más bonitos que hemos visto.
Bajando hacia el Hotellerie des Laquets

Preciosa la vista a la bajada también

El resto del descenso es por la misma pista que utilizamos a la subida. No tiene ni pérdida ni mucho que mencionar. Lo que tiene son vistas muy bonitas que antes teníamos a la espalda y ahora de frente.

Las nubes están algo más bajas que a la subida pero siguen altas y siguen formando los mares de nubes en los valles.


Lac d'Oncet
Pista de bajada

Alguna vaca se nos une por el camino

Y sin mucho mas que añadir llegamos de nuevo al Col du Tourmalet, donde los ciclistas van llegando agotados para hacerse la foto de haber subido tal coloso, algunos en grupo, otros en solitario. Incluso vimos a una pareja española, ella subió en coche bajándose a unos metros de la cima para subir andando las últimas rampas junto a su marido, que iba en bicicleta, animándole como si de una etapa del Tour se tratara. Muy bonito.

Precioso día de montaña que, viendo lo mal que se nos puso por la niebla mientras subíamos al Tourmalet desde Bareges a primera hora, terminó con lo que hasta ahora han sido las vistas mas excepcionales que hemos podido ver de los Pirineos, sobre aquellos mares de nubes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada